Se utilizan mochilas no ergonómicas

Cada vez se ven más papás y mamás por la calle que llevan a sus bebés en una mochila portabebés, pero me doy cuenta de que hay muy poca información de cuáles son “las mochilas buenas” y cuáles “no debemos utilizar nunca”, porque se ven casi el mismo número de unas que de otras.

Antes de comprar una mochila portabebés, asesórate

El objetivo de este post es intentar tener unas ideas muy básicas, y si te vas a comprar una o te la van a regalar, sepas como diferenciarlas:

  1. La palabra técnica es porteo ergonómico. El porteo es un sistema de transporte y es ergonómico porque respeta tanto las necesidades del adulto como las del bebé, sin ocasionarle ningún perjuicio, todo lo contrario, múltiples beneficios.
  2. Si estás pensando en comprar una mochila portabebés, mi recomendación es que busques una asesora de porteo o un taller de porteo. Vas a poder probar todas las mochilas ergonómicas y te van a asesorar de forma completamente personalizada, porque hay una amplia gama, dependiendo del peso, de si el bebé se sienta o no y del tipo de uso que quieras darle.
  3. Si quieres usar “la mochila” desde el nacimiento, debes saber que no todas son adecuadas para recién nacidos.

¿Cómo diferenciar una mochila portabebés ergonómica, “mochila buena”, de una que no es recomendable?

  • Debe respetar la posición de la cadera, debe ser 100º de flexión y 45º de separación, lo que se denomina posición en “M” o ranita. El bebé no puede ir colgado.
  • Debe respetar la curvatura natural de la espalda “en forma de C”.
  • No debe tener acolchados rígidos que fuercen al bebé a tener una postura determinada.
  • La mochila portabebés ergonómica reparte el peso del bebé de forma homogénea, si no estás cómodo al colocarte al bebé significa que o no es ergonómica o no te lo estás colocando bien.
  • Las mochilas ergonómicas no permiten que el bebé mire hacía fuera, si la mochila que tienes lo permite, no es una mochila ergonómica. El bebé debe ir con la tripa pegada a tu tripa.

En la siguiente imagen, a la izquierda, es la postura que adquiere el bebé con una mochila no recomendada, va colgado y la cadera no tiene ningún grado de flexión, no está doblada. Sin embargo en la imagen de la izquierda el portabebé cubre de corva a corva (parte de atrás de la rodilla) y sí que permite la flexión de la cadera.


 

Alguno ejemplos

Intenta identificar por ti mismo si es ergonómica o no y luego mira las soluciones.

Imagen 1:

Imagen 2:

Imagen 3:

Soluciones:

  • La imagen 1 es de una mochila portabebés ergonómica, como ves, las caderas están flexionadas y se mantiene la posición ranita.
  • La foto 2 es de una mochila no ergonómica, el bebé está “colgado” y las caderas no están flexionadas.
  • La imagen 3 es de una mochila no ergonómica, no solo por la cadera sino por la rigidez. El bebé ahí dentro no puede adoptar su postura fisiológica, aparte es pesada para quien lleva al niño e incómoda. Ojo con las mochilas “de senderismo”, no son ergonómicas.

Si quieres saber cómo usar un portabebés con seguridad pincha aquí.