Un golpe en la cabeza o, como lo llamamos en el lenguaje médico, Traumatismo Cráneo Encefálico (TCE), es muy frecuente en el niño, más en los menores de tres años. 

Diagrama de decisión si tu hijo se ha dado un golpe en la cabeza

Efectos tras un golpe en la cabeza

Es muy frecuente que tras el golpe, sobre todo cuando ha sido fuerte, el niño presente los siguientes síntomas:

  • Llanto: puede ser inmediato al golpe o, si ha sido muy intenso, puede quedarse algo “aturdido” durante unos segundos y llorar segundos más tarde.
  • Vomitar: una o varias veces inmediatas al traumatismo, es más frecuente si el niño ha llorado con mucha intensidad. Si esto ocurre lo mejor es dejarle dos horas sin dar nada e intentar ofrecer líquido en pequeñas cantidades trascurrido este tiempo.
  • Dolor de cabeza: puede administrarse ibuprofeno o paracetamol en las dosis habituales.
  • No recordar lo ocurrido.
  • Puede salir un “chichón” y el tamaño de éste no se relaciona con mayor gravedad del TCE.

¿Qué debemos hacer?

  • Observar al niño en un ambiente tranquilo durante 24 horas.
  • Tras las 24 horas de vigilancia puede hacer una vida normal. 
  • Poner frío local con hielo protegido con un paño en la zona del chichón.
  • La Arnica es muy útil para traumatismos en la cabeza pequeños.
  • Si tiene dolor de cabeza se pueden dar analgésicos (ibuprofeno según peso).
  • Si llega la hora de dormir hay que dejar que duerma y despertarlo cada 4 horas.

¿Cuándo debemos acudir a urgencias?

  • Menor de 6 meses, porque la vigilancia en casa es difícil al tener la fontanela abierta (parte anterior de la cabeza). Pueden tener lesiones y dar síntomas muy tarde.
  • Convulsión o pérdida de conocimiento tras el golpe.
  • Vomita frecuentemente.
  • Dolor de cabeza intenso o progresivo.
  • Presencia de confusión (que no sepa dónde está), somnoliento (que se quede dormido incluso cuando estamos intentando comunicarnos con él), irritable o cuesta mucho despertarle.
  • Movimientos anormales, debilidad u hormigueo de extremidades, tiene dificultad para caminar o para hablar, ve mal o tiene las pupilas de diferente tamaño.
  • Sale líquido claro por la nariz o sangre por el oído.
  • En general, cualquier síntoma que resulte extraño o preocupante.

¿Cuál es el riesgo del TCE?

No ocurre con frecuencia, pero un golpe en la cabeza, cuando es grave, puede ocasionar una hemorragia dentro de la cabeza, en el cerebro. Cuando esto ocurre, los niños están “raros”, pueden responder de forma muy lenta a lo que les preguntemos, aunque queramos despertarlos no podemos, o que tengan dificultad para caminar o hablar. Por tanto lo importante es vigilar, porque si esto no ocurre, en el hospital lo único que se va a hacer es realizar una supervisión estrecha para ver que esos síntomas no ocurran. Hacer una prueba antes de tiempo (TAC craneal) no nos aporta nada, será normal y no descartará que en las próximas horas pueda ocurrir algo, de ahí la importancia de vigilar al niño 24 horas.

Igual os interesa qué hacer en caso de los traumatismo en dientes de leche o en dientes definitivos y qué hacer si mi hijo tiene fiebre.