¿Cómo hablar de sexualidad con los hijos?

Hablar de sexualidad con los hijos puede ser una tarea difícil. Somos una generación, en un alto porcentaje, que no pudimos hablar de sexualidad con los adultos que nos rodeaban. En el colegio poco se hablaba del tema y en casa, en general, no se trataba con naturalidad, por lo que muchos no tenemos un referente claro en el que apoyarnos para educar a nuestros hijos en una sexualidad sana y sin tabús.

Las claves para hablar con tu hijo de sexualidad, independientemente de la edad que tenga son:

  • Sé el mejor ejemplo para tu hijo. Respeta a tu pareja y fomenta la igualdad en casa en un sentido amplio.
  • Escucha con atención, es más importante dejarles hablar a ellos que preguntarle nosotros (cuando se les interroga, suelen huir, más si son adolescentes)
  • La sinceridad ante todo, no les mientas. Si desconoces algo díselo y buscad la información juntos.
  • Sin juzgad, si tenéis diferentes opiniones debatid desde el respeto
  • Mírale a los ojos y hablar con ternura
  • Respeta su sexualidad ¿te habías planteado que tu hijo puede ser heterosexual, homosexual o bisexual?
¿Cuándo y cómo empezar? Quizás ésta sea la parte más sencilla. Empieza desde que puedan entenderte 2, 3 años. Espera a que ellos hagan las preguntas, las hacen mucho antes de lo que puedas imaginar.

¿Cómo adaptar el mensaje a cada edad?

En la primaria infancia
Las preguntas suelen ser sencillas referidas a las al cuerpo y a sus diferencias, sé sincero con tu hijo e intenta darle respuestas sencillas.
En esta edad las preguntas más frecuentes son: ¿por qué papá y mamá tienen un cuerpo diferente? ¿por qué papá hace pipi de pie y mamá sentada?¿por qué las mamás tienen a los bebé en la barriga?
En esta edad se debe empezar a trabajar las partes del cuerpo que son más íntimas y nadie debe tocar como prevención del abuso sexual infantil, recordad que los estudios advierten que uno de cada cinco niños lo sufrirá y la mejor prevención es la educación. Si quieres leer más sobre ello pulsa aquí.



A partir de los 8-9 años
La edad es variable dependiendo de la madurez de cada niño, no te adelantes y deja que te pregunte. Comienzan a tener inquietudes más concretas y quieren conocer en mayor profundidad la anatomía y su funcionalidad así como la reproducción.
La pregunta estrella suele ser ¿de dónde vienen los niños? La respuesta no puede ser de París.
Es una excelente etapa para debatir sobre qué es quererse a uno mismo y a los demás, qué es una relación de pareja, respetar las decisiones de los demás. Nunca sentirse forzado a hacer algo que uno no desea ni forzar a otros (en esta etapa se puede tratar en un sentido amplio, no sólo centrarse en las relaciones de pareja).



En la adolescencia
Si en las etapas anteriores has sido su referente y has contestado con honestidad, sin tapujos ni barreras, has ganado la batalla. Probablemente si tienen alguna duda te preguntarán.
En esta edad las preguntas suelen ser más directas si creas el clima propicio para que te las hagan.
  • Hay que tener espacios para explicar las etapas del enamoramiento y que cuando uno se enamora no siente lo mismo al inicio que después de años en pareja y que conozcan que es la atracción hacia otro y la excitación sexual.
  • Hablad siempre de la necesidad de respetar al otro, de respetarse a uno mismo y de que nunca puedes forzar a nadie ni nadie puede forzarte a hacer algo que realmente no deseas, el aceptar o rechazar el contacto físico es potestad de cada uno y en cada momento. Cuando esto lo hablo con los adolescentes en la consulta, suelen darme las gracias porque sienten que solo se les habla de anticonceptivos y en muchas ocasiones al volver en consultas posteriores me dicen que no han tenido relaciones porque se habían dado cuenta que realmente no querían, se habían sentido obligados por el grupo o sus parejas.
  • No centrarse en la penetración, tratar la importancia de las caricias, de los besos, de la masturbación y que la penetración no tiene por qué ser el objetivo.
  • Tratar las diferentes necesidades que muchas veces sienten los miembros de la pareja y la necesidad de que sean respetadas.
  • Los diferentes tipos de sexo: vaginal, oral o anal. Muchos adolescentes creen que el sexo oral no transmite enfermedades o no les preocupa el sexo anal porque no se pueden quedar embarazadas.
  • Dar una información amplia sobre anticoncepción eficaz, riesgo de embarazo y transmisión de infecciones. No vale con decirles que usen el preservativo, hay que enseñarles cómo se usa y darles opción a que pregunten dudas. En la consulta me han preguntado si se pueden lavar, si se pueden reutilizar o si los espermatozoides andan por la cama. 
Como padres debemos ser conscientes que dar información no es incitar sino darles la posibilidad de elegir con una información veraz. La información es poder.

Mi experiencia cuando hablas con los adolescentes de sexualidad y les das la posibilidad de que te hagan preguntas es que les abres una puerta que les da seguridad, vuelven a preguntarte siempre que tienen dudas y muchos se replantean el tipo de relaciones que tienen y si quieren seguir teniéndolas. Su principal queja es que se habla del uso del preservativo y de sexo pero no de sexualidad, que muchas veces se sienten obligados y que nadie les dijo que podían elegir.

¿Quién te habló de sexualidad en tu infancia?¿Crees qué has recibido una buena educación sexual?¿Crees que los niños reciben una adecuada educación sexual en la actualidad? Espero deseosa vuestra opinión.

Puede interesarte otros temas relacionados con la educación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué hacer ante a fiebre? Árbol de decisión para padres

¿Vacunamos frente al meningococo b a nuestro hijo? ¿Cuándo? ¿Cuántas dosis?

El termómetro de galio, el mejor sustitutivo al de mercurio.

¡No uses el chupete de teta!

Si mi hijo duerme mal, no es mi culpa

Mi hijo se ha dado un golpe en la cabeza ¿Qué hago?. Árbol de decisión para padres

¿Mi hijo menor de dos años debería evitar usar las nuevas tecnologías incluso la TV?

Sueño seguro en el primer año de vida

El aborto sigue siendo invisible

El destete, un camino

Cualquier duda o sugerencia. No dudes en contactar conmigo

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *