Si mi hijo duerme mal, no es mi culpa

No, no es vuestra culpa queridos papás. Hay bebés que duermen la noche de un tirón desde la primera semana y otros que tardan tres años. Es cuestión de cada bebé, depende del carácter, de la madurez, de si está pasando por algún cambio importante en su vida como la incorporación de mamá al trabajo o un cambio de domicilio, porque acaba de aprender a hacer algo nuevo como sentarse, gatear, voltearse o andar. Pero querida mamá, que te quede claro que no es tu culpa.



  • ¿Hay alguna razón que justifique dejar llorar a un bebé?

Hace unas semanas salió publicado un artículo, relacionado con el sueño infantil, de la autora del blog “el debate científico del sueño infantil”, que reivindicaba que no hace falta dejar llorar a un bebé para que aprenda a dormir; os lo recomiendo. Yo añadiría algo más, no hay ninguna razón para dejar llorar a un niño sea bebé o no.
¿Dejarías llorar a tu bebé porque aún no sabe comer solo o porque no haya dado los primeros pasos para forzar que lo haga? No, porque sabes que tarde o temprano lo logrará, no es algo que te preocupe en un principio y no es razonable dejarlos llorar por ello. ¿Por qué en el tema del sueño hemos asimilado el binomio llanto-aprendizaje? Creo que esta pregunta no tiene respuesta; algo que es normal se ha convertido en un “problema provocado por los padres”.

  • Los bebés saben dormir, pero lo hacen de forma diferente al adulto

Los bebés, desde que están en la barriga de su mamá, saben dormir, es una necesidad primaria cuya privación puede provocar la muerte; de hecho, aprenden a dormir antes que a respirar.
El problema principal del sueño de los bebés es que nacen con un patrón de sueño diferente al del adulto porque tiene unas fases y una duración de los ciclos distinta y, biológicamente, están así diseñados para asegurar su supervivencia, pero es un hito del desarrollo el dormir toda la noche de un tirón, tarde o temprano todos los niños lo conseguirán y hay que tener en cuenta que hay periodos donde los bebés suelen dormir con múltiples despertares, que remiten solos y en los que no hay que interferir para que desaparezcan. Si quieres saber si tu bebé tiene un problema de sueño pincha aquí.

  • Entonces, si son normales los despertares ¿cuál es el problema?

Contestar a esta pregunta es muy complejo porque es multifactorial, pero intentaré dar unas pinceladas.
    • Es algo que genera ansiedad, preocupación y culpabilidad en los padres. Nadie puede entender cómo se sienten unos padres cuando su hijo duerme mal, hay que vivirlo para entenderlo. Piensas que no lo estás haciendo bien o que tu hijo está enfermo y le pasa algo, en lugar de explicarte qué hacer para averiguar si hay un problema, las normas de un sueño seguro, explicar que los despertares son normales y ayudar en tener ciertas rutinas de sueño. Te juzgan y te explican normas imposibles como que no le des la teta por la noche o que hay que tranquilizarlo y dejarlo en la cuna antes de que se duerma.
    • El cansancio que produce en los padres ayuda a reforzar el punto anterior. Puede llegar a ser agotador, a mayor cansancio más angustia, ansiedad y desesperación. Si permanecen los despertares tras la incorporación al trabajo, aparece sensación de incapacidad al no poder hacer frente a todo.
    • El entorno hace mucho daño. En general los familiares y amigos tienden a dar consejos aunque no se les pida. Unos padres agotados y angustiados lo que necesitan es comprensión, cariño y que alguien se quede con el bebé para poder dormir. El problema de que un niño no duerma la noche de un tirón no es culpa de los padres, depende de la madurez del niño, de su carácter y de si tiene alguna enfermedad o no.
    • La gente miente sobre lo que le pasa a sus hijos. Al final, por no ser juzgado o por no dar explicaciones no cuentas tu realidad. Es mucho más frecuente de lo que pensamos que los bebés tengan múltiples despertares.
    • El patrón de sueño normal se considera anormal. Como en otras muchas cosas intentamos que los niños maduren rápido y les robamos la infancia. El necesitar ayuda para dormir y los múltiples despertares son completamente normales por su inmadurez, nos necesitan para todo, para dormir también. En la mayoría de los casos, a los dos o tres años los niños se duermen solos y permanecen dormidos durante toda la noche. Si llegada esta edad no se ha conseguido hablad con vuestro hijo y trazad un plan, explicadle lo que tratáis de conseguir y cómo lo vais a hacer, sin llorar y sin lágrimas.
    • Puedes tener sentimientos contradictorios hacia tu hijo. Cuando se está ansioso, preocupado, triste y encima no lo puedes compartir porque parece que tú eres el problema puedes tener sentimientos contradictorios de impotencia, de pensar que el ser padres no ha sido una buena elección e incluso dudar de si quieres a tu hijo. Éste es otro tema tabú en la crianza y muchos padres lo sienten con angustia, siendo sentimientos normales.
    • El papel del padre y la ayuda externa es fundamental. Es básico que al menos seáis dos los que estéis implicados en el sueño de vuestro hijo, será mucho menos cansado y no dudéis en pedir ayuda porque vuestro descanso es fundamental para vivir y ser padres.
  • Los pediatras y enfermeros muchas veces damos información contradictoria. Hay muchos estudios científicos contrapuestos y lo que uno concluye es que no conocemos realmente cómo es el sueño en los primeros meses de vida y cómo madura. Se ha estudiado cómo influye la posible conducta de los padres en el sueño de sus hijos y una serie de consejos para que duerman toda la noche. Probablemente en unos años con el sueño pase como con los niños inapetentes, donde los pediatras intentamos explicar que hay niños que no tienen apetito y comen mal pero si crecen bien no hay de qué preocuparse y tarde o temprano les gustará la comida, pero que no sirve de nada obligarlos.
¿Quieres saber más sobre el sueño en los tres primeros años de vida? Apúntate al taller para padres.

Si quieres leer sobre: sueño seguro, colecho o saber qué es un calendario de sueño pincha aquí.

Comentarios

Noelia ha dicho que…
La verdad es que no sabes lo que es pasar una noche mala hasta que tu niño no duerme y lo de no sentirte culpable a veces es dificil pero llevas razón. gracias
Maria Salmerón Ruiz ha dicho que…
Gracias por comentar Noelia. Los despertares son frecuentes en el bebé y no hay que alarmarse. Es duro, muy duro. ¡Mucho ánimo!
Anónimo ha dicho que…
Gracias, gracias, gracias, gracias. Los artículos de este blog deberían ser de lectura obligada para todos los papas, que viniesen en las canastillas que dan las matronas en vez de todas esas revistas "fashion" que no sirven para nada.

Tus artículos, dan la información necesaria, ánimo y rompen con todos esos consejos irreales que dan personas que no están en tú situación y por lo tanto no te pueden entender.

Enhorabuena
Maria Salmerón Ruiz ha dicho que…
Tus palabras me han emocionado. Muchas gracias. Es muy reconfortante saber que cumple su función y es una ayuda. Feliz crianza.
Noelia ha dicho que…
Pues si paciencia supongo.. por lo menos ahora ya se le ha pasado la semana horrorosa de cada 15 min, algo es algo.Por cierto te envie un detallito por todas las consultas, espero que llegue bien.

Entradas populares de este blog

¿Qué hacer ante a fiebre? Árbol de decisión para padres

¿Vacunamos frente al meningococo b a nuestro hijo? ¿Cuándo? ¿Cuántas dosis?

El termómetro de galio, el mejor sustitutivo al de mercurio.

¡No uses el chupete de teta!

Mi hijo se ha dado un golpe en la cabeza ¿Qué hago?. Árbol de decisión para padres

¿Mi hijo menor de dos años debería evitar usar las nuevas tecnologías incluso la TV?

Sueño seguro en el primer año de vida

El aborto sigue siendo invisible

El destete, un camino

Cualquier duda o sugerencia. No dudes en contactar conmigo

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *