Con un ojo hace castillos y con otro vigila

Querida hija:

Recuerdo aquél tiempo de veraneo donde los días eran semanas y las semanas meses. Ese tiempo de juegos en familia, de guiños entre primos y de horas llenas de sal y arena.

Ahora estoy al otro lado, soy la madre, la que con un ojo hace castillos y con otro vigila a esa “lagartijilla” que no para, que sale y entra al mar de forma incansable sin parar.

Es momento de recuerdos de infancia: de olores conocidos a espetos de sardinas en la playa, a esos veranos interminables llenos de castillos, de días de olas y de imaginar como las nubes pintaban formas sinuosas en el cielo. Esas tardes, con el sol enrojecido como testigo en las montañas del puerto, con caña de pescar y el cubo lleno de trofeos. De días siendo recolectores de coquinas y de cangrejos que devolvíamos al mar.


Nuestro castillo de arena

El pueblo iba cambiando y los veranos cada vez pasaban más deprisa. Época de adolescente: de mañanas en las redes de voley, de tardes de café bombón y de noches entre besos robados con la luna más bella que nunca. Noches de fiesta con canciones de verano ese “tiburón se la llevó, se la llevó”.

Mi niña, te veo disfrutar y ser cómplice con tus primos de todas esas travesuras, como guía tu padre, que tanto disfruta siendo niño y dejándose llenar de arena y ser enterrado por vosotros, de juegos en la piscina mientras saltáis sobre él. Espero que algún día cuando te pase como a mí y “se inviertan los papeles” con nostalgia, recuerdes este presente que seguramente recordarás para siempre.
Soy feliz, me haces feliz.

Te quiero.

Tu mami.

Aquí os dejo otras cartas a Julia.

Mª Angustias Salmerón Ruiz pediatra del Hospital Ruber internacional y de la Unidad de Medicina del adolescente del Hospital Universitario La Paz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué hacer ante a fiebre? Árbol de decisión para padres

¿Vacunamos frente al meningococo b a nuestro hijo? ¿Cuándo? ¿Cuántas dosis?

El termómetro de galio, el mejor sustitutivo al de mercurio.

¡No uses el chupete de teta!

Si mi hijo duerme mal, no es mi culpa

Mi hijo se ha dado un golpe en la cabeza ¿Qué hago?. Árbol de decisión para padres

¿Mi hijo menor de dos años debería evitar usar las nuevas tecnologías incluso la TV?

Sueño seguro en el primer año de vida

El aborto sigue siendo invisible

El destete, un camino

Cualquier duda o sugerencia. No dudes en contactar conmigo

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *